Título de la página

Se trata de un Antifonario Mozárabe del siglo XI. Contiene las antífonas cantadas en las fiestas del ciclo litúrgico y de los santos. Es el único antifonario mozárabe que nos ha llegado completo. De otros antifonarios mozárabes, como los dos de Silos, el de San Juan de la Peña o el de San Zoilo de Carrión sólo se han conservado pequeños fragmentos.



Presenta la notación musical en neumas sin pentagrama. Se trata de una notación visigótica, un antiguo sistema de notación: la notación neumática.

Sobre el texto escrito, aparecen unos signos llamados neumas que no concretan la altura y duración de cada sonido, pero indican la altura relativa y el movimiento de los sonidos con los que hay que cantar cada nota. No ha podido ser descifrada hasta el momento, a pesar de los esfuerzos realizados por los musicólogos.

Contiene muchas ilustraciones, especialmente escenas de la vida de Jesús.





Para saber más sobre este documento puedes descargar aquí el estudio realizado por José María Álvarez, maestro de capilla de la Catedral de Astorga y que se encuentra disponible en la Biblioteca Leonesa Digital.